Nuestra piel necesita renovar las células y deshacerse de las que ya no nos sirven y esto lo podemos lograr con una exfoliación.

Puedes cuidarte mucho más de lo que crees desde la comodidad de tu casa y con ingredientes tan básicos como aceite, avena, etc. Un ejemplo que me gusta dar es cuando vas al saón de belleza, ¿Sabías que al hacerte la pedicura, te ponen crema y azucar morena y con eso te exfolian? ¿No lo sabías? Pues enterate, así que, prueba en casa con las siguientes instrucciones:

Anota, necesitarás:

  • Un cuarto de taza de sal de mar.
  • Un cuarto de taza de aceite de oliva, almendra o coco.

Ahora, no necesariamente al pie de la letra:

  1. Antes de bañarte humedece tu cuerpo, y limpia con una esponja primero toda tu piel, luego enjuagate con agua limpia.
  2. Con la mezcla de sal de mar y el aceite de tu elección, masajea tu piel en círculos (no la talles), y después enjuaga con agua tibia.

tratamiento_casero_piel

También puedes intentar con otras mezclas como:

  • Miel y avena.
  • Azúcar y aceite de oliva.

Fácil y rápido.

Anuncios